Las fuentes de hierro son numerosas, tanto vegetales como animales...

Las lentejas, ricas en hierro
El mineral se clasifica en hémico y no hémico:
  • El hémico es de origen animal y se absorbe en un 20 a 30%. Su fuente son las carnes (especialmente las rojas).
  • El no hémico, proviene del reino vegetal, es absorbido entre un 3% y un 8% y se encuentra en las legumbres (y especialmente las lentejas), hortalizas de hojas verdes, salvado de trigo, los frutos secos, las vísceras y la yema del huevo.
El hierro se absorbe en forma diferente según sea hierro hémico o hierro no hémico. En promedio sólo se absorbe el 10% a 15% del hierro ingerido a través de la dieta. Para mejorar la absorción del hierro no hémico siempre es bueno consumir conjuntamente alimentos que contengan vitamina C.
En general, las legumbres contienen un alto porcentaje de hierro, pero especialmente las lentejas son muy ricas en este mineral así como en ácido fólico. También es un alimento fundamental por su riqueza proteica en proteínas,  hidratos de carbono y sobre todo la fibra, nutrientes también esenciales para la madre y para el correcto desarrollo del bebé. El Hostal apuesta por el consumo de una taza de lentejas semanal, que contiene casi el 100% de la dosis alimentaria recomendada en Estados Unidos a las embarazadas.
Además, para que el hierro de las lentejas sea absorbido correctamente por el organismo es aconsejable acompañarlo con vitamina C, por ejemplo, la de un zumo de naranja recién exprimido. Por el contrario, los productos que contienen cafeína como el café, té o chocolate, disminuyen la absorción del hierro, por lo que es recomendable no combinarlo en estos casos. 
 
Publicar un comentario

Entradas populares