Consumo de omega 3 en el embarazo

Las mujeres que transitan por un embarazo deben saber que los requerimientos de algunos nutrientes esenciales para su alimentación pueden verse incrementados en este período vital por las necesidades del feto en crecimiento. Los ácidos grasos, en este sentido, tienen una importancia vital por su papel en el desarrollo del sistema nervioso del feto. Es importante incorporar ácidos grasos omega 3 en cantidades suficientes.
Los ácidos grasos omega 3 son un tipo de ácidos grasos de naturaleza poliinsaturada. Al ser ácidos grasos esenciales deben ser consumidos, de forma obligada, a través de la dieta (no pueden ser sintetizados por el cuerpo). Las formas en las que los ácidos grasos omega 3 están disponibles son 3: EPADHA y ALA. El EPA(ácido eicosapentaenoico) está presente de forma exclusiva en pescados y en aceites de pescados.  El DHA (ácido docosahexaenoico) también está en pescados. ElALA (ácido alfa linolénico), en cambio, puede ser encontrado en cantidades significativas tanto en vegetales de hoja verde como en semillas, en aceites vegetales y en demás alimentos del reino vegetal. Al ingresar al organismo, los ácidos grasos ALA son reconvertidos en DHA y EPA.


El consumo de omega 3 en el embarazo reviste grandes ventajas tanto para el próximo bebé como para la madre del mismo. De hecho, el omega 3 es fundamental para el desarrollo del cerebro, la formación de las retinas en los ojos y el buen desarrollo del sistema nervioso central. Estos ácidos grasos también reducen los riesgos de ciertas problemáticas después del embarazo, como la depresión puerperal (vale destacar que también incrementa notablemente las posibilidades de tener un parto a término). La deficiencia de omega 3 en el embarazo, por lo demás, puede elevar las probabilidades de dar a luz a un bebé con bajo peso o puede llevar a futuros problemas de desarrollo en el niño.
Publicar un comentario

Entradas populares