Madres de alquiler: maternidad controvertida


El alquiler de vientres es una opción preferida por cada vez más parejas que no pueden tener hijos por otros medios. Lo que debes saber...
Las madres de sustitución son aquellas que engendran al niño para luego entregarlo a otros padres. Hay un contrato de gestación de por medio. “Aunque mucha gente no está de acuerdo con este tipo de embarazos hay que explicar que a veces es la única solución para las pareja que anhelan tener un bebé. No se comete ningún crimen y hay que verlo desde el punto de vista de la generosidad de quien puede concebir”, sostiene la ginecóloga española Susana Martín Sánchez.

Razones fundamentales por las cuales se acude al alquiler del vientre:

· Infertilidad de uno o dos miembros de la pareja 
· Parejas de un mismo sexo 
En qué países está permitido: 
· Nueva Zelanda 
· Canadá 
· India · Rusia 
· Sudáfrica 
· Estados Unidos 
Desventajas del alquiler de vientres 
 · La madre de alquiler puede llegar a arrepentirse (mucho más en el caso si el óvulo fecundado es de ella. Legalmente también estaría amparada). 
 · El proceso de ansiedad que se generaría si la madre biológica se echa para atrás sería muy intenso para la pareja que esperaba al bebé. 
 · El alquiler de útero es uno de los procesos más costosos para tratar la infertilidad. 
Características de una madre de alquiler. 
Requisitos: 
 · Preferentemente debe tener entre 25 y 35 años 
 · Debe someterse a un profundo estudio de salud 
 · Tiene que realizarse un examen psicológico 
 · Su posición económico debe ser estable 
A tener en cuenta: 
 · Durante el proceso, la pareja debe reunirse con los especialistas, pero también con un abogado y un psicólogo. 
 · Debe existir un acuerdo por escrito en el cual se deje en claro lo que la pareja aspira conseguir de la madre de alquiler: contacto tras el parto o el no contacto. 
Deben quedar estipuladas las condiciones económicas y legales. 
Publicar un comentario

Entradas populares