¡Ufff! los antojos

 

¿Alguna vez te has visto luchando contra antojos alimenticios? Pues, a decir verdad, no eres el culpable. Resulta ser que son las hormonas en nuestro cuerpo las que nos causan estos antojos.

Las hormonas son los mensajeros químicos del cuerpo que influyen en nuestra manera de sentirnos, lo que deseamos y en cuán rápido nuestro organismo acumula grasas, entre otras cosas.

Cuando el estómago se encuentra vacío, se secreta una hormona llamada ghrelina, que además de tener relación con la hormona del crecimiento, es una de las causantes del hambre. Es el pequeño diablito que sabotea los esfuerzos por perder peso. Si uno se deja estar demasiado tiempo hambriento, los antojos pueden ser demasiado intensos para ser resistidos.



El truco está en mantenerse siempre satisfecho. La forma de “deshacerse” de esta hormona es comer alimentos que sacien (pero no contengan grandes cantidades de calorías) y supriman el hambre.

Nada de trucos ni dietas de choque donde no se consume prácticamente ningún alimento, simplemente herramientas consistentes que ayuden a mantenerte lleno y satisfecho. Reduciendo la ingesta calórica por 500 kcal menos, se pueden llegar a perder hasta 10 kilogramos en un año, lo que no significa más que, quizás, una hamburguesa con queso por día.

Un buen alimento que puede ayudar a mantenernos con el estómago lleno y sin antojos, es la manzana; que además tiene otras grandes ventajas nutritivas para nuestro organismo, como ayudar a mantener el azúcar en sangre balanceado. Una de estas frutas puede mantenernos satisfechos cerca de 2 horas.

FUENTE: Farmacia Blog
Publicar un comentario

Entradas populares