Vinilos infantiles para decorar la habitación de los niños

La decoración con vinilos es un sistema novedoso y muy práctico para decorar las paredes de la habitación de los niños. Lejos ha quedado el empapelado o la pintura para darle vida a este espacio tan lleno de vitalidad destinado a los más pequeños. Conozca de qué modo es posible reinventar las paredes.

Son una opción atractiva y más económica que otras alternativas disponibles en el mercado. Los vinilos infantiles son adhesivos con distintas formas, diseños y colores que se pegan a las paredes y que se pueden despegar sin dañar el material que haya debajo.
A medida que el niño va creciendo se pueden reemplazar con facilidad y sin perjudicar al ser despegados. Se pueden combinar paisajes, animales, personajes de dibujos animados, vehículos de trasporte u objetos de astronomía.
Los modelos son variados y la ventaja más importante es que permiten crear diferentes ambientes felices y originales.



Los niños pueden colaborar en la colocación de estos adhesivos ya que es muy sencillo ponerlos en las paredes y cualquier error con cuidado, puede ser rectificado.
No solamente es factible pegar los vinilos en las paredes sino que también se pueden colocar en las ventanas, espejos, techo, suelos y muebles.
La imaginación es el límite y teniendo en cuenta que es la opción más económica en cuanto a decoración, se puede extender su uso a otras partes del hogar ya que hay diseños de toda clase.

Características de los vinilos infantiles
Los vinilos están confeccionados de material plástico y en una de sus partes contienen un adhesivo. Los acabados también pueden variar según el modelo. Pueden contener brillo o colores intensos y los hay más sencillos.
Para limpiarlos basta con pasar un paño húmedo por encima. Su duración es de cinco a siete años. Si es colocado en el exterior, debido a las condiciones climáticas su eficacia y durabilidad se verá reducida.

Cuidados especiales:
La superficie donde se vaya a colocar el adhesivo debe estar limpia y en lo posible, en buen estado.
Las manos de la persona que lo coloque también deben estar limpias. El vinilo consta de un papel protector que deberá ser retirado con cuidado al ser colocado en el sitio elegido.

Algunas de las ventajas más destacadas:
El vinilo no necesita mantenimiento, es una de las opciones más económicas para vestir el dormitorio de los más pequeños, los estilos y diseños son muy variados y con él es posible personalizar el ambiente.
Se puede conseguir de diferente tamaño y textura y se coloca muy rápidamente sin necesidad de recurrir a ninguna herramienta para su aplicación.
También hay vinilos con texto para complementar con los dibujos. Se adaptan a cualquier tipo de pared, tenga el acabado que sea.
Encuentra más ideas para decorar en "El Decorador en casa", una guía que te da consejos prácticos para maximizar el bienestar en tu hogar  

Publicar un comentario

Entradas populares