Cualquier tipo de ejercicio beneficia la salud cardiovascular de los niños


Incluso si los niños pasan el resto de su tiempo sentados, alrededor de una hora de cualquier actividad física al día beneficiará su salud cardíaca, informaron investigadores ingleses.

El estudio halló que los niños y adolescentes que realizaron más ejercicio físico de moderado a vigoroso diariamente que sus compañeros tenían mejores niveles de colesterol, presión arterial y peso, que son importantes para la salud a largo plazo.

Los padres, las escuelas y las instituciones deberían facilitar y promover la actividad física al menos de intensidad moderada en todos los niños y estar menos preocupados por la cantidad total de tiempo dedicad al sedentarismo, por lo menos en relación a estos factores de riesgo cardiovasculares.





Los investigadores han demostrado que niveles más altos de actividad física intensidad moderada – el equivalente a caminar a paso ligero – se asocian a la mejoría de muchos factores de riesgo cardiovasculares, independientemente de la cantidad de tiempo que los niños dedican a actividades sedentarias.
Por ejemplo, aquellos niños que pertenecían al grupo más activo tenían una cintura más pequeña que los del grupo menos activo, dijo.

El tipo de actividad no es importante siempre que la intensidad sea al menos igual a caminar rápido. Las posibilidades incluyen juegos al aire libre, andar en bicicleta, bailar, hacer ejercicios aeróbicos, caminar y practicar deportes en equipo.

Sin embargo, los beneficios positivos del ejercicio no necesariamente contrarrestan los efectos nocivos de un estilo de vida extremadamente sedentario.

Puede haber determinadas conductas sedentarias, como ver la televisión, que imponen riesgos para la salud. Por lo tanto, limitar el tiempo de la televisión sigue siendo importante para la salud de los niños y el bienestar.
La Familia en LA REVISTA
Publicar un comentario

Entradas populares