Obesidad infantil: consejos


La obesidad infantil representa uno de los problemas de salud más grandes. El exceso de peso debe combatirse desde que los niños comienzan a presentarlo, así cuando son mayores poseen hábitos protectores para la obesidad.

Algunos consejos para formar un habito saludable pueden ser: la introducción de más frutas y verduras.
Los padres pueden incorporar frutas a la dieta de los niños reemplazando los dulces y las grasas a la hora de comer; tratar de pasar menos tiempo enfrente de una pantalla de televisión.



La obesidad difícilmente se combate con éxito sin cambiar hábitos sedentarios como ver demasiada televisión, jugar videojuegos o pasar horas frente a la computadora.
Aumentar la actividad física: se recomienda que los niños hagan por lo menos una hora diaria de actividad física tanto deportiva como recreativa.
Eliminar el consumo de bebidas azucaradas: en los últimos años se ha dado una explosión en el consumo de bebidas azucaradas como gaseosa, jugos y bebidas energéticas, estas deben ser reemplazadas por agua.
Y como último consejo siempre es importante dar el ejemplo a los hijos: los buenos hábitos de salud son posibles si los padres les dan suficiente importancia en el hogar, toda la familia tiene que tener hábitos saludables, salir a caminar juntos, tratar de reducir el número de horas de televisión y tratar de evitar el consumo de bebidas azucaradas, a la vez que mientras antes se incorporen en la dieta del niño los vegetales y las verduras, más aceptación tendrán en la dieta diaria, reduciéndose el rechazo que frecuentemente tienen los niños por los vegetales y las frutas.
A la vez que es importante remarcar que mientras más colores posea un plato, esto es, más diversidad de ingredientes, más sana y nutritiva será la alimentación para el niño.
Fuente: Farmacia Blog
La Familia en LA REVISTA
Publicar un comentario

Entradas populares