Artículos de seguridad para bebés en el hogar

Existen numerosos dispositivos de seguridad para proteger a los bebés de sufrir accidentes en el hogar // Por MARTA VÁZQUEZ-REINA
Las probabilidades de que un bebé sufra algún tipo de lesión por un accidente doméstico son altas, pero también se pueden prevenir en la mayoría de los casos. Además de vigilar los comportamientos de los pequeños, para crear un entorno seguro en el hogar es recomendable hacer uso de los diferentes artículos y dispositivos de seguridad disponibles hoy en día en el mercado. Estos equipamientos son eficaces para disminuir la incidencia de accidentes infantiles e incrementar la tranquilidad de las familias. A continuación, se ofrece un listado de dispositivos muy útiles para proteger a los bebés en las distintas zonas de la casa.

Artículos de seguridad para el baño

*Asientos de seguridad para la bañera: cuando el bebé ya es capaz de permanecer sentado, en torno a los seis meses, es recomendable utilizar para el momento del baño asientos adaptables. Estos le ayudan a mantenerse erguido y evitan que, en un descuido, se pueda deslizar dentro del agua.

*Alfombrillas y elementos antideslizantes: son imprescindibles para evitar que los pequeños resbalen y caigan durante el baño. Estos elementos se fijan al suelo de la bañera o al plato de ducha mediante ventosas.

*Protectores de grifos: se fabrican en goma, silicona o en forma de hinchables, y se utilizan para recubrir el grifo de la bañera y minimizar así los efectos de un posible golpe accidental durante el baño.

*Comprobadores de temperatura: para asegurarse de que la temperatura del agua es la correcta, es preciso utilizar termómetros especiales sumergibles que indican de una forma sencilla si el agua está demasiado caliente o fría para el bebé.

*Adaptadores de retrete: cuando los pequeños empiezan a utilizar el inodoro se debe colocar un soporte especial, de forma que el diámetro sea menor y el niño pueda utilizarlo sin caerse.

La seguridad de los niños en la cocina




*Mandos de cocina de seguridad: para impedir que los pequeños manipulen las llaves del horno, de las cocinas de gas o eléctricas, se pueden poner mandos especiales o protectores que dificultan su activación.

*Barrera de seguridad para cocinas: se coloca en la parte anterior de los fuegos para evitar que los niños accedan a ellos y puedan tirar los elementos que están en la superficie.

*Protector y bloqueador para puerta de horno: se sitúa sobre la puerta del horno para proteger a los niños de quemaduras cuando el electrodoméstico está en funcionamiento o caliente e impedir su apertura.

Elementos de seguridad para los muebles

*Protectores de esquinas y salientes: en el mercado se pueden adquirir distintas cantoneras, cintas y protectores de esquinas flexibles, fabricados en silicona, espuma y otros materiales blandos para proteger a los pequeños de contusiones accidentales.

*Lámina de protección para vidrios: es una lámina transparente que se coloca sobre vidrios o espejos para evitar que, en caso de rotura, se astillen y caigan al suelo.
Correas de sujeción y anclaje: para impedir que al bebé se le caiga un mueble algo inestable encima, se pueden utilizar distintos anclajes y cintas especiales que agarran estos a la pared. Existen también cintas de sujeción especiales para fijar las televisiones planas.

*Enrollacordones: estos dispositivos de seguridad infantil están diseñados para evitar que los pequeños manipulen los cordones de las cortinas, estores y persianas y protegerlos de estrangulamientos.

*Protector para dispositivos electrónicos: impiden que los niños introduzcan los dedos u objetos dentro del sistema electrónico de aparatos como DVD, vídeo o TDT.

*Protector de enchufes: evitan que los menores tomen contacto con la corriente eléctrica a través de los enchufes; son fáciles de instalar y no hace falta retirarlos para utilizar los aparatos electrónicos.

*Barrera de cama: para impedir la caída de los pequeños de la cama mientras duermen, se pueden utilizar distintos dispositivos laterales que funcionan a modo de barrera y que, en general, se pueden plegar u ocultar durante el día.

*Seguros para armarios y cajones: para evitar que los niños accedan a productos o sustancias peligrosas dispuestas en armarios y cajones del hogar, existen distintos dispositivos que bloquean la apertura mediante un sistema de seguridad.

Seguridad infantil en puertas, balcones y ventanas




*Topes de seguridad: para impedir que los niños se pillen los dedos al cerrarse la puerta, se puede colocar un sencillo tope de espuma en el canto o, en el caso de puertas correderas, unos bloqueos adhesivos que imposibilita a que los pequeños que las abran sin control del adulto.

*Red para barandillas: evita que los niños introduzcan su cabeza entre los barrotes de la barandilla de balcones o escaleras interiores.

*Seguro para ventanas: para impedir que los niños abran las ventanas, se pueden colocar distintos tipos de seguros y topes que solo permiten la apertura hasta el límite que el adulto seleccione.

La Familia en LA REVISTA
Publicar un comentario

Entradas populares