Estudio demuestra que los autistas procesan mejor la información

El autismo es un tipo de trastorno que afecta distintas capacidades, como la socialización, comunicación, etc.
 Sin embargo, distintas empresas de tecnologías de la información se han inclinado a comenzar a contratar a personas que padecen de autismo, debido a su sorprendente capacidad al tiempo de detectar información esencial en procesos informáticos, capacidad que para otros resulta extremadamente compleja.

Un estudio correspondiente al Colegio Universitario de Londres (UCL), publicado en la revista Journal of Abnormal Psychology se dedicó a ahondar en la relación entre esta capacidad y los casos de personas diagnosticadas con autismo.

Desde hace mucho tiempo se creía que las personas que tenían este tipo de trastornos tenían una capacidad extraordinaria de concentrarse en tareas complejas y respondían muy bien a estas. Sin embargo, se observaba que estos casos presentaban problemas de atención cuando existían factores externos o distractores que les impedía continuar sus actividades.




Nilli Lavie, profesora del Instituto de Neurociencia del UCL anunció en un comunicado de prensa que el estudio buscó centrarse particularmente en los casos de personas con autismo y la relación con su capacidad perceptual.

El Estudio

Del estudio participaron 32 personas adultos, 16 de ellas autistas. Consistió en realizar distintos ejercicios en revistas diseñadas para el mismo. Ambos grupos tenían que realizar los ejercicios, los cuales aumentaban en su complejidad de proceso de la información.

El resultado demostró que el grupo autista rindió significativamente mejor que el grupo de control. La diferencia se hizo patente a partir de ejercicios de más complejidad.

Lavie precisó que este estudio podría ser una prueba de por qué las personas con este tipo de trastornos logran rendir de forma destacada en puestos de trabajo que requieren altos niveles de concentración y una alta capacidad de procesamiento de información.

¿Podría la hormona del amor tratar el autismo?

Los niños con autismo que utilizaron un aerosol nasal que contiene la hormona oxitocina mostraron más actividad en regiones del cerebro conocidas por estar involucradas con el procesamiento de información social, según se encontró en un nuevo estudio.

Los investigadores y otros expertos subrayaron que el estudio fue pequeño, con la participación de sólo siete niños, a los que se les dio una sola dosis de oxitocina, y que aún no han estudiado si las diferencias en la actividad cerebral se traduce en diferencias en el comportamiento de los niños.
Sin embargo, los expertos dijeron que tenían la esperanza de que la oxitocina, la cual es conocida como la “hormona del amor” y se cree que está involucrada con el amor romántico y la vinculación humana, un día sea utilizada para tratar problemas con la lectura de las señales sociales y de comunicación social que marcan este trastorno del desarrollo neurológico.

Los resultados se suman a un creciente cuerpo de evidencia que apunta que la oxitocina y terapias basadas en la oxitocina tienen un gran potencial para abordar los principales déficits sociales en el autismo

Pero a pesar de enorme interés, estos hallazgos no son suficientes para justificar el uso de la oxitocina en la práctica clínica para el autismo aún. Sin embargo, dan razón de ser la esperanza de que en el futuro, el conocimiento generado por los estudios de este tipo se pueda traducir en medicamentos seguros y eficaces que ayuden a tratar este trastorno tan enigmático.

Farmacia Blog
La Familia en LA REVISTA
Publicar un comentario

Entradas populares