Las mejores posiciones para dormir al bebé

Dormir boca arriba es la colocación más favorable para prevenir la muerte súbita del lactante // Por MARTA VÁZQUEZ-REINA de Eroski Consumer
Dormir boca arriba es la mejor posición para el lactante, ya que previene el riesgo de muerte súbita. Esta postura también es más beneficiosa que colocar de lado al bebé, señalan los especialistas. En cualquier caso, se debe evitar que el niño duerma boca abajo. Existen, sin embargo, problemas asociados a la postura de dormir al pequeño boca arriba, que conviene conocer y que se explican a continuación.

Dormir boca arriba es la mejor posición para el lactante

La recomendación de los especialistas en salud infantil, refrendada por la Asociación Española de Pediatría es contundente: todo bebé debe ser colocado para dormir boca arriba (decúbito supino), salvo contraindicación médica específica. El grupo de trabajo PrevInfad de la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria especifica, por su parte, que hay que evitar la postura boca abajo, con la cabeza de lado (decúbito prono) durante el sueño del bebé y adoptar la posición boca arriba al menos hasta los seis meses de edad.

El 'Libro Blanco de la Muerte Súbita del Lactante', de la Asociación Española de Pediatría (AEP), afirma que existe una relación indiscutible entre la postura decúbito prono al dormir de los lactantes y el síndrome de la muerte súbita del lactante. Y según esta organización científica, la probabilidad de padecer una muerte súbita cuando el bebé duerme boca abajo es entre tres y nueve veces superior que en cualquier otra postura.

Las campañas informativas para evitar esta posición al dormir en los pequeños funcionan. En España, por ejemplo, los datos del Instituto Nacional de Estadística muestran un descenso del 27% de muerte súbita en lactantes en los últimos diez años.

Boca arriba mejor que de lado para el bebé



En cuanto a la posición de lado, los estudios evidencian que disminuye el riesgo de muerte súbita en comparación con la postura boca abajo (es hasta cinco veces menor). Sin embargo, el riesgo es aún el doble que si se colocara al bebé durante el sueño boca arriba, ya que la posición es inestable.

En todo caso, los especialistas recomiendan, si se pone al lactante de lado, elevar hacia adelante el brazo inferior (el que queda pegado al colchón) para que sirva de tope y evite que el bebé termine por girarse de forma natural y se coloque en posición boca abajo.

Problemas asociados a dormir boca arriba

Aunque dormir boca arriba es la posición más adecuada para el bebé, esta postura también conlleva varios problemas que conviene conocer. En general, la indicación de dormir boca arriba está asociada a algunos trastornos gástricos y a determinadas alteraciones de las vías respiratorias. En cualquier caso, tal como indica el protocolo de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición de la AEP, la colocación decúbito prono durante el sueño debe ser considerada solo en los casos en los que el riesgo de muerte por las complicaciones de reflujos sea superior al de muerte súbita en el pequeño.

Otro de los problemas asociados a dormir boca arriba es el incremento de la incidencia de la denominada plagiocefalia en los lactantes, una deformidad transitoria del cráneo que se origina al acostar al bebé siempre en la misma postura. Por ello, conviene cambiar la posición de la cabeza del bebé durante el sueño, pero colocándole boca abajo solo mientras esté despierto y bajo nuestra supervisión.

Consejos para evitar riesgos mientras que el bebé duerme
La Asociación Española de Pediatría recomienda a los padres adoptar las siguientes pautas fundamentales durante el sueño de su bebé, con el fin de disminuir el riesgo de muerte súbita:

  • Acostar al bebé boca arriba para dormir.
  • No abrigarle demasiado, ya que el exceso de ropa o de temperatura en la habitación incrementa el riesgo.
  • No cubrir su cabeza para dormir y colocar bien las mantas y sábanas para evitar que puedan tapársela.
  • Utilizar un colchón firme y evitar usar almohadas o juguetes blandos en la cuna.
  • Mantener limpio el ambiente, sobre todo no permitir que se fume en el entorno del bebé.
La Familia en LA REVISTA
1 comentario

Entradas populares