Parto prematuro: causas más frecuentes

Las infecciones de la gestante durante el embarazo son uno de los motivos principales de que el embarazo finalice antes de la semana 37 // Por MARTA VÁZQUEZ-REINA de www.consumer.es
El parto prematuro espontáneo, antes de la semana 37 de gestación, se puede desencadenar sin razón aparente. En otros casos, su inicio está asociado a diferentes factores como una infección, que se trate de una madre adolescente, la existencia de un embarazo múltiple o un estado de estrés. Entre las causas más frecuentes de la prematuridad que se detallan a continuación también están las complicaciones maternas o fetales, que obliguen a un adelanto del parto.

Cerca de 15 millones de bebés nacen cada año antes de tiempo en el mundo, según el reciente informe 'Nacido demasiado pronto', presentado por la Organización Mundial de la Salud. La OMS clasifica los nacimientos prematuros en dos grupos: los que son provocados -o inducidos- antes de la semana 37 (por razones médicas) y los que se producen de forma espontánea antes de tiempo.

Factores de riesgo asociados a partos prematuros espontáneos

-->

Se identifican cinco de causas y factores de riesgo asociados al parto prematuro espontáneo.

1. Las madres adolescentes tienen mayor riesgo de nacimiento prematuro porque su desarrollo aún no está completado y su estado nutricional es, por lo general, más deficiente que el de las embarazadas de entre 20 y 35 años. Las gestantes que no superan la veintena tienen, además, mayor prevalencia de anemia e hipertensión, entre otros aspectos. La prematuridad en estos casos está asociada también a un menor control prenatal.

2. Un intervalo corto entre gestaciones incrementa el riesgo de parto prematuro. Las investigaciones apuntan que esperar menos de seis meses tras el nacimiento de un bebé no es tiempo suficiente para que la madre recupere sus reservas nutricionales. El periodo entre embarazos recomendado es de entre 18 y 24 meses.

3. Embarazo múltiple. Una gestación de gemelos, trillizos o más bebés multiplica por diez el riesgo de nacmiento antes de las 37 semanas. Las estadísticas señalan que más del 50% de los embarazos gemelares culminan en un parto prematuro. En el resto de los embarazos múltiples la incidencia de prematuridad es casi del 100%.

4. Las infecciones uterina, vaginal y urinaria de la gestante son una de las principales causas de los partos prematuros. Pueden afectar a las membranas, provocar su rotura y, con ello, el comienzo del parto o desencadenar las contracciones que lo preceden.

5. Estrés. Padecer ansiedad, así como las vivencias traumáticas durante el embarazo, contribuye a incrementar el riesgo de nacimiento antes de la semana 37. Distintos estudios evidencian que el incremento en la producción de determinadas hormonas asociadas al estrés y a la depresión tienen un papel significativo a la hora de desencadenar el parto.

Complicaciones maternas o fetales

El nacimiento de un bebé prematuro no siempre se produce de forma espontánea. En muchas ocasiones, es el propio especialista el que decide inducir el parto o realizar una cesárea antes de que se cumpla la semana 37 de gestación. La existencia de distintas patologías maternas (o fetales) pueden hacer aconsejable adelantar el nacimiento; entre ellas, la hipertensión, diabetes o problemas en el crecimiento del bebé.

En otros casos, la prematuridad es consecuencia de un error en el cálculo de la edad gestacional del pequeño o de una elección deliberada de la inducción del parto.

Aumento de partos prematuros en los últimos años
El informe 'Nacido demasiado pronto', de la Organización Mundial de la Salud (OMS), alerta sobre el incremento del número de nacimientos prematuros durante los últimos años. Y es que nacer antes de la semana 37 de gestación hace a los recién nacidos más vulnerables. De hecho, los especialistas que han elaborado este estudio reconocen que la prematuridad al nacer es la segunda causa de muerte en niños menores de cinco años.
El informe de la OMS vincula el incremento de nacimientos prematuros en los países más desarrollados con cuatro causas fundamentales:
La edad cada vez más elevada de las madres.
El aumento de los tratamientos de fertilidad, que dan lugar a embarazos múltiples.
Los partos inducidos de forma innecesaria.
Las cesáreas antes de tiempo.
La Familia en LA REVISTA
Publicar un comentario

Entradas populares