Anticoncepción masculina: Ventajas e inconvenientes

No existe un método que reúna todas las características deseadas, como son eficacia unida a rapidez, ausencia de efectos secundarios, reversibilidad y no interferencia en la sexualidad. // Fuente: Blog de Farmacia

Los métodos anticonceptivos masculinos no han experimentado grandes avances, dado que la industria no considera este terreno propicio para el éxito. Ello es debido a la complejidad de la espermatogénesis, es decir, el proceso de formación de los espermatozoides en el organismo

-->



No existe un método en este sentido que reúna todas las características deseadas, como son eficacia unida a rapidez, ausencia de efectos secundarios, reversibilidad y no interferencia en la sexualidad.. Por tanto, salvo el preservativo y la vasectomía, la investigación continúa centrándose en el terreno femenino con mayores probabilidades de éxito.



Ventajas de la vasectomía


  • El equivalente en el hombre a la ligadura de trompas femenina consiste en ligar los canales deferentes o las vías de paso de los espermatozoides.
  • La intervención, generalmente, se realiza con anestesia local y dura poco tiempo. El hombre puede hacer vida normal tras uno o dos días.
  • Es una intervención inocua que no requiere hospitalización.
  • No interfiere en la vida sexual. Tanto el deseo, como las erecciones y las eyaculaciones se mantienen, ya que el líquido seminal continua segregándose, pero sin espermatozoides fabricados en los testículos.



Inconvenientes de la vasectomía


  • La esterilización es definitiva pero no inmediata. Porque el hombre conserva una reserva de espermatozoides que debe ir eliminándose con las eyaculaciones.
  • No es reversible en todos los casos. Aunque es teóricamente posible revertir la operación para unir de nuevo los canales, pueden ocurrir algunos impedimentos:
  • Que los conductos hayan sufrido lesiones irreversibles.
  • Que la operación haya favorecido la creación de anticuerpos contra los espermatozoides y éstos pierdan gran parte de su eficacia.



Es aconsejable realizar un espermiograma pasados tres meses de la intervención con el fin de comprobar la ausencia de espermatozoides del líquido seminal.


La Familia en LA REVISTA
Publicar un comentario

Entradas populares