Combatir el temor ante el parto

Sugerencias para escaparle al temor que provoca el futuro parto, y evitar las complicaciones que puede provocar...
Las técnicas de relajación son importantísimas para afrontar momentos de tensión y que se pueden aplicar a todos los órdenes de la vida

El miedo es un factor que bloquea la naturalidad de los músculos del cuerpo poniéndolos tensos y originando contracturas, nerviosismo y palpitaciones.

“El embarazo está minado se sensaciones de temor, una de las más compartidas por las mujeres embarazadas y que se manifiesta con mayor claridad es la del temor al momento del parto”, sostiene la psicóloga uruguaya Mayte Arnaga.

Miedos más frecuentes en las futuras madres

No llegar a tiempo al hospital


No poder resistir el dolor del parto

No reconocer cuándo comienzan las contracciones verdaderas que generan el alumbramiento

No sentir los efectos de la anestesia

Consejos contra el miedo al parto

· Mantener una actitud positiva. “Es importante que la mujer tenga una buen actitud en la cual se destaquen las palabras positivas del embarazo y que se imagine el momento del parto de un modo agradable.

La mente tiene un poder supremo y todo lo que desea lo consigue. Sólo hay que saber sugestionarse”, sostiene la profesional.

· Es importante invertir tiempo en los ejercicios para fortalecer la zona de la pelvis. “Saber relajar y contraer los músculos será de mucha ayuda en el momento de pujar”, comenta la psicóloga.

· Sin duda alguna, la relajación es la clave que marcará la gran diferencia. “Una mujer realmente relajada no experimentará miedo ni complicación alguna.

Las técnicas de relajación son importantísimas para afrontar momentos de tensión y que se pueden aplicar a todos los órdenes de la vida”, reflexiona Arnaga.

· La información también es muy importante. “Hay que preguntar todo aquello que genere dudas ya que el desconocimiento es enemigo de la seguridad y tranquilidad que una mujer pueda manifestar en un momento tan trascendente.

El miedo a lo desconocido es uno de los factores que más aterra a las embarazadas”, aconseja la psicóloga.

· No hay que dejarse sugestionar por los comentarios adversos de amigas o familiares. “Para cada mujer la experiencia del parto es algo individual y siempre distinto.

No hay que dejarse llevar por las historias ajenas. Aunque es muy tentador preguntar y saber cómo han vivido el parto otras mujeres, es conveniente mantener una objetividad al respecto”, recomienda Arnaga.

· Pedirle ayuda al compañero o padre del niño. “El respaldo es fundamental ya que el embarazo se caracteriza por presentar mucha sensibilidad y vulnerabilidad.

La mujer tiene que estar constantemente apoyada y sentir que tiene con quien contar cuando sienta que esa ansiedad cargada de temor está apareciendo”, opina la psicóloga.

La Familia en LA REVISTA
Publicar un comentario

Entradas populares