El cansancio durante el embarazo

Uno de los síntomas que más afecta a las mujeres gestantes es la fatiga y la falta de fuerzas para afrontar el día a día. Le proponemos algunos consejos para sentirse mejor y con más energía
Sentir cansancio es natural durante la gestación y sobre todo durante los primeros meses de embarazo.

La necesidad de querer dormir a todas horas aumenta a medida que transcurren los días y en muchas ocasiones, seguir con la rutina puede resultar imposible.

No hay que olvidar aumentar el consumo de frutas y verduras y reducir la ingesta de alimentos que ocasionan más cansancio como la comida chatarra o el exceso de hidratos de carbono.

Para poder convivir lo mejor posible con este inconveniente, se pueden considerar los siguientes consejos:

1.- Prestarle atención al cuerpo: siempre que resulte posible, lo mejor es descansar. No necesariamente hay que dormir ya que otro de los problemas que surgen durante el embarazo es la falta de sueño por la noche, pero si se puede, lo más adecuado si se siente desgano o cansancio es poder relajarse y estar tranquila.


2.- Si se trabaja fuera del hogar, pero el cansancio está dificultando el desarrollo de las tareas, lo más indicado es poder encontrarle una buena solución.

Tal vez se pueda llevar trabajo a casa, pero salir un poco antes o entrar un poco más tarde al trabajo para tener un tiempo para descansar a la mañana.

3.- Si se está en la casa, pero se tienen niños muy pequeños, una buena alternativa es poder decirle a alguna amiga o conocida que ayude para cuidar a los niños y así se podrá disponer de un tiempo para poder dormir o descansar un poco en una habitación alejada.



4.- Una correcta alimentación puede ayudar a sentirse con más energía y ganas de afrontar el día a día.

No hay que olvidar aumentar el consumo de frutas y verduras y reducir la ingesta de alimentos que ocasionan más cansancio como la comida chatarra o el exceso de hidratos de carbono.

La falta de hierro puede ser la causante del cansancio por lo que se recomienda consultar con un especialista que pueda determinar si la fatiga es ocasionada por un déficit de hierro.

5.- Al final del día, para aliviar las tensiones y poder descansar bien, nada mejor que un buen baño. Acostarse temprano es necesario para poder dormir más horas y no levantarse tan agotada.

6.- Mantenerse alejada del estrés. Muchas embarazadas se angustian porque no pueden cumplir como antes con las labores cotidianas.

Nada es tan urgente como cuidarse. En estos casos, si no se dispone de ayuda, es conveniente realizar una lista de prioridades y hacer pocas cosas al día. No es nada recomendable tener todo el día ocupado por tener que hacer tareas domésticas.

7.- Practicar cualquier tipo de actividad relajante para ayudar a recuperar la energía y mantener un equilibrio físico y emocional.

El yoga es ideal para que ejerciten las mujeres gestantes ya que no solamente se relaja el cuerpo sino también la mente. De este modo es posible renovar las energías y se tendrán más fuerzas y ganas de estar activa.

La Dra. Daniela Moore es autora del método asiático holístico-alternativo que garantiza un parto sin dolor. Descúbrelo haciendo clic aquí ahora

La Familia en LA REVISTA
Publicar un comentario

Entradas populares