Reducir la accion de la contaminacion en la dieta infantil

La dieta, una herramienta fundamental. // Fuente: Blog de Farmacia
Los alimentos contienen compuestos químicos, el ambiente está contaminado por agentes de la industria y los transportes, y si a ello le añadimos el humo del tabaco…. Los niños están expuestos a múltiples riesgos en lo que a contaminación se refiere. ¿Cómo podemos minimizarlos?

La dieta, una herramienta fundamental.

Apostamos por la alimentación sana y de calidad. Para ello traemos las siguientes recomendaciones a incluír en la dieta:

Guisantes. Su vaina impide el paso de muchos compuestos químicos externos, y además limpian la toxinas intestinales. No olvidemos que la fibra también es muy recomendable para los niños. Puede prepararse en crema, o combinadas con otras hortalizas.

El calcio y la fitamina D en conjunto pueden aliarse para eliminar los residuos, en concreto de plomo, cuando hay exposición a humo de tabajo o a contaminación. La combinación de champiñones y lácteos es excelente a tal efecto. Las setas o champiñones preparados con salsas de natas y quesos son una buena solución.


La vitamina C, fortalece las defensas y también aporta energía. Puede ser un buen protector frente a los abonos de origen químico de los cultivos. Las frutas ácidas y los tomates son un excelente aliado para reducir estos riesgos.

Mijo y zanahorias. El índice de aluminio también puede ser un riesgo, sobre todo el que se desprende de los utensilios de cocina, o de las latas sin revestimiento, etc… Para frenar la acción de este elemento tóxico está indicado el silicio. Alimentos como mijo, zanahorias o piñones son ricos en él. Las hamburguesas a base de mijo son una opción muy sana que no debes dejar de probar en tu cocina. A los niños les encantan.

La Familia en LA REVISTA
Publicar un comentario

Entradas populares