Leche materna: cómo extraerla y conservarla

Paso a paso, la tecnica para extraer la leche materna, sea cual fuere el motivo para necesitarlo, y consejos para elegir entre un sacaleches eléctrico y otro manual...

La leche se extrae por diversos motivos. “Uno de ellos es para descongestionar los pechos ya que a veces se inflaman por la acumulación de leche y la otra razón es que si la madre no puede estar presente para amamantar a su hijo puede dejarla debidamente conservada para que otra persona asista al bebe”, comenta la pediatra argentina Luciana Sosa.



Procedimiento para la extracción:

· Existen dispositivos especiales para colocar en los pechos y así extraer la leche. También puede hacerse de manera manual.

· Hay que tener cuidado para no presionar mucho los senos ya que se pueden lastimar. “Si están inflamados y enrojecidos hay que tener cuidado con el dolor que ocasionan. La extracción tiene que ser cuidadosa”, sugiere Sosa.


Ventajas de los sacaleches eléctricos:

· Son productos duraderos que pueden utilizarse con más de un hijo

· Son más eficaces que hacerlo manualmente

· Hay algunos dispositivos que son dobles y facilitan el aumento de prolactina. Esto es útil para producir más leche

Ventajas de los sacaleches manuales:

· Son más económicos

· No necesitan baterías

· Son pequeños y pueden llevarse en cualquier sitio

Conservación de la leche materna



· La leche debe ser conservada inmediatamente en bolsas especiales o en un recipiente debidamente esterilizado para evitar que se dañe

· El recipiente puede ser de vidrio o de plástico duro

· Si la leche se usará dentro de los cinco días después de la extracción, no es necesario congelarla

· Es conveniente almacenar pequeñas dosis de leche para no desperdiciar. Con cuatro onzas es suficiente

· No mezclar diferentes leches en una

· La leche que se consumirá después de una semana de extraída debe ser congelada

· Puede conservarse en la nevera durante 24 horas

· Para descongelar la leche hay que colocarla debajo del grifo. El agua debe estar un poco caliente. Antes de dársela al bebé, es mejor probarla en el propio brazo para determinar la temperatura.

La Familia en LA REVISTA
Publicar un comentario

Entradas populares