Los niños y la meditación

Para muchas personas la meditación es una actividad que puede ser desarrollado a partir de la adolescencia y de adultos. Pero los niños también pueden meditar y beneficiarse su salud de esta práctica.

Se aconseja la meditación en niños con afecciones como:

-estados nerviosos y de estrés

-niños hiperactivos

-problemas de concentración escolar

-estados ansiedad

-ayudan a dormir

-trastorno déficit atención


Los niños pueden comenzar a meditar a partir de los 5 años en adelante siendo entre los 7 y 11 años donde más conscientes son de sus beneficios para la salud.

Al lograr que los niños estén calmados y tranquilos mediante la meditación se lograra más salud en los pequeños pero además la familia estará más equilibrada.

Además mejora la concentración y memoria por lo que logran un mayor rendimiento educativo, su carácter es más equilibrado y su cuerpo estará más fuerte para prevenir enfermedades físicas.

Los niños serán más empáticos y podrán enfrentar los desafíos de la vida de mejor forma debido al desarrollo de su inteligencia emocional.

Hay clases de meditación para niños solos pero también hay otras que se realizan en conjunto con sus padres.

Existen diferentes técnicas de meditación para niños muchas son versiones elaboradas especialmente para los pequeños pero derivan de filosofías como zen, yoga entre otras.

Algunos psicólogos y médicos recomiendan la meditación en los niños con alteraciones psicológicas o emocionales.

La meditación favorece la calidad de vida de todas las personas incluso los niños.

La meditación en niños o adultos no interfiere con ninguna creencia religiosa por lo que no importa que fe se profese o si no se cree en nada ya que abarca otros conocimientos.

La familia en LA REVISTA
Publicar un comentario

Entradas populares