Tratamiento para el cloasma gestacional o en el embarazo

Las pecas suelen desvanecerse paulatina y completamente durante el primer año del postparto, cuando las hormonas vuelven a la normalidad, particularmente en las que tienen predisposición genética.

Es muy común que durante el embarazo la mujer experimente muchos cambios, tanto metabólicos, como vasculares, endocrinos e inmunológicos. Todo esto puede afectar, de una manera u otra, la piel lo que puede traer como consecuencia la aparición de las tan indeseadas manchas en el rostro.


Estas manchas reciben varios nombres como puede ser cloasma gestacional, melasma gravídico, el paño o simplemente la máscara del embarazo. Es muy importante observar que éstas no presenten riesgo alguno para la salud de la mujer o el feto, lo cual se resume en la hiperpigmentación asintomática del rostro.

Estas manchas se caracterizan por la aparición lenta, progresiva, y a partir del segundo mes de estar embarazada, son una especie de manchas moteadas, en forma de parches o mapa, y habitualmente son de color café con leche, aparecen en la frente, los laterales de las mejillas, la zona que separa la nariz de los labios, y la cara lateral del cuello, con mayor realce en uno de los dos lados del rostro.

Es más frecuente que aparezcan en las mujeres de piel oscura que en las de piel clara, esto se debe a su genética, lo cual genera una mayor predisposición a producir una mayor cantidad de melanina.

Los factores que las generan son generalmente de naturaleza genética, hormonal, y ambiental. Las alteraciones hormonales que se producen durante el embarazo, en especial el aumento de estrógeno y progesterona, que contribuyen a que elevar los niveles de melanina en el rostro.

Cabe destacar que esta condición puede evidenciarse también en mujeres que no estén gestando un bebé, en especial en aquellas que utilizan medicación anticonceptiva oral o intravenosa, y en las que usan colonias, maquillaje, jabones y desodorantes perfumados, debido a la reacción fototóxica originada cuando las sustancias químicas de los aromatizantes, absorben la radiación ultravioleta.

Las pecas suelen desvanecerse paulatina y completamente durante el primer año del postparto, cuando las hormonas vuelven a la normalidad, particularmente en las que tienen predisposición genética.

Existen varias soluciones que pueden emplearse desde las caseras hasta las cosméticas y los tratamientos médicos. Siempre se puede disimular las manchas con el uso de maquillaje diseñado para matizar las manchas y las cicatrices.

Preferentemente los maquillas no deben ser comedogénicos, esto cabe resaltarlo para evitar que se te obstruyan los poros, o puede emplearse primero una base más clara, y luego otra del tono real de la piel.

En lo que respecta a los productos cosméticos puede usarse emulsiones dirigidas a difuminar manchas oscuras y detener la aparición de nuevas, deben estar fabricadas con componentes naturales o que contengan vitamina C, con acción blanqueadora sobre la tez.

Solo que lo indique el dermatólogo o el ginecólogo expresamente es importante alejarse de los tratamientos antimanchas a base de hidroquinona, ácido glicólico, y ácido kójico.

Los tratamientos médicos están contraindicados durante el embarazo, por los posibles efectos que puedan causarle al bebé, y porque en algunos casos la manipulación de la piel puede aumentar la melanina, agravando el problema aún más.

Se recomienda esperar un tiempo luego parto y recién en ese momento consultar con un especialista en medicina estética, el médico tratante y un dermatólogo para confirmar las posibles alternativas.

Cuando el cuadro es leve, un peeling con alfahidroxiácidos, como el ácido glicólico o el salicílico, permitirá la renovación celular. Si las manchas son muy oscuras y extensas, se puede aplicar ácido tricloroacético, que eliminará la capa de melanina de la epidermis.

Para los casos más extremos, las alternativas recomendadas son la dermoabrasión mecánica con radiobistuí o diatermocirugía, que emite ondas de radio que despegan la piel manchada y el láser, que genera una onda luminosa complementaria que borra los pigmentos oscuros sin producir daños en la piel que rodea la mancha.

Para contactarnosescobarlarevistadigital@gmail.com
La familia en LA REVISTA
Publicar un comentario

Entradas populares