Etapas de la adolescencia: sueños eróticos

Una “emisión nocturna” es cuando un hombre o mujer experimenta un orgasmo dormido

Seguramente haya muchos aspectos diferentes en la vida de un adolescente que puedan ser complicados para los papás, pero en lo que respecta a los sueños eróticos (y “húmedos”), la cosa es más heavy para tu hijo que para vos. ¿Cómo podés ayudar a tu hijo para que sepa que este tipo de episodios son parte del crecimiento?

Una “emisión nocturna” es cuando un hombre o mujer experimenta un orgasmo dormido. No queda claro si a los hombres les pasa más seguido o si las mujeres no se dan cuenta, pero en general se las relaciona más con hombres que con mujeres.


Pueden tener lugar en cualquier momento después del inicio de la pubertad, y se cree que al menos un 80 por ciento de los hombres han tenido estos sueños.

A veces, el sueño erótico puede terminar con las sábanas sucias a la mañana siguiente, pero otras, puede pasar desapercibido.

Cómo apoyar a tu hijo con este cambio corporal:

Lo primero que vas a notar es que las sábanas de tu hijo aparecen cada vez más seguido en el cesto de la ropa sucia, o que ¡tu hijo las lava solo por primera vez! Según la relación que tengas con él, podés hacer como que no pasa nada o preguntarle amablemente si le gustaría charlar o preguntarte algo. Tal vez termine siendo una charla entre padre e hijo, pero vos vas a ser quien determine si tu hijo está listo para esa charla. (Más consejos para ayudar a tu familia acá)

Si tu hijo se muestra molesto por estos episodios, recordale que los sueños eróticos son completamente naturales.

En cambio, si tu hijo te pregunta a vos o al papá por qué todavía no tuvo sueños eróticos y sus amigos sí, explicale que no hay un momento exacto en la pubertad en el que se producen este tipo de sueños y que algunos hombres jamás los tienen.

Para contactarnosescobarlarevistadigital@gmail.com
La familia en LA REVISTA
Publicar un comentario

Entradas populares