PROLACTINA

Se le denomina prolactina, a una hormona que produce la hipófisis anterior, una glándula de pequeño tamaño, localizada en la base del cerebro, se presenta en pequeñas cantidades en las mujeres embarazadas y en los hombres. Su función es estimular la producción de leche, durante toda la lactancia.
Los niveles de prolactina se hallan elevados durante el embarazo y tras el parto. Durante el embarazo, esta hormona estimula el desarrollo de la glándula mamaria y  tras el parto, la prolactina colabora en el mantenimiento de producción de leche materna. Si la madre no amamanta a su hijo, los niveles de prolactina decaen hasta los niveles previos al embarazo, pero si la madre amamanta a su hijo normalmente, la succión del niño estimula la liberación de esta hormona.


La hiperprolactinemia, que es la presencia de un prolactinoma, un tumor productor de prolactina, que se encuentra en la glándula hipófisis, es además del embarazo, la causa más común de poseer elevados los niveles de prolactina en sangre.
Por medio de una extracción de sangre,  se realiza la medición de los niveles de prolactina y puede ayudar en gran medida, a determinar: la causa de de dolor de cabeza y alteraciones visuales, una galactorrea, la infertilidad y la disfunción eréctil, diagnosticar y tratar prolactinomas y evaluar la función de la hipófisis.

Se pueden hallar niveles altos de prolactina, además de en el embarazo y en la lactancia en las enfermedades del hipotálamo, enfermedades renales, hipotiroidismo, estimulación crónica del pezón, ovarios poliquísticos y tumores de la hipófisis.

Los niveles de prolactina varían a lo largo de la jornada, por lo que deben evaluarse en función de la hora del día, suele realizarse dos horas después de levantarse o media hora después de un reposo absoluto, teniendo en cuenta entre otras cuestiones, el sexo y la edad.
VISTO EN Farmacia Blog
Publicar un comentario

Entradas populares